Grados K-5

Enfoque: gente de nuestra comunidad

 

Objetivo

Desarrollar una comprensión de lo que significa ser pobre en los Estados Unidos, y comenzar a hacer conexiones significativas entre las cifras oficiales de pobreza y las situaciones de la vida real que representan.

Introducción

La mayoría de las personas en EE. UU. tienen lo que necesitan para vivir con comodidad.Casi todo el mundo tiene suficientes alimentos para comer, ropas para vestir y un techo bajo el cual sentirse seguros. Sin embargo, en la actualidad, hay 46 millones de personas viviendo en situación de pobreza en EE. UU. Se dice que una persona “vive en la pobreza” cuando no tiene lo indispensable para satisfacer las necesidades humanas básicas. Una persona puede ser pobre cuando carece de los elementos esenciales para la vida cotidiana: por ejemplo, los alimentos suficientes para no pasar hambre. Una persona puede ser pobre si trabaja mucho en su empleo, pero no gana el suficiente dinero para comprar las cosas necesarias para estar saludable y protegida: por ejemplo, ropa adecuada para mantenerse caliente en climas fríos o, cuando esté enferma, la correspondiente atención médica.

¿Quién es pobre en los Estados Unidos? Esto responderían quienes viven en situación de pobreza. Somos blancos. Somos afro-americanos. También somos hispanos, nativos americanos y asiáticos. Somos jóvenes y somos viejos. Vivimos en ciudades, suburbios y áreas rurales. Vamos a trabajar, asistimos a la escuela y a la iglesia. También estamos preocupados por la crianza de nuestros hijos. Ayudamos a otros que están en peores condiciones que nosotros. A veces dependemos de la bondad de los demás. Somos uno de cada seis niños en EE. UU. Somos una de cada diez familias en EE. UU. No somos todos iguales.

Actividades

Actividad 1: “Uno de cada cinco”


Materiales necesarios:

  • Tarjetas azules
  • Tarjetas rojas
  • Cuatro cuencos o boles
  • Cheerios
  • M&M’s*
  • Pasas
  • Cacahuetes*
  • Caramelos duros o pastillas de menta*
  • Vasos de papel pequeños
  • Pasadores de seguridad o cinta adhesiva

* Si lo desea, considere sustituir los M&M’s y caramelos por un tentempié más saludable, como pretzels o frutas secas. Antes de usar cacahuetes, asegúrese de comprobar que nadie es alérgico a los mismos, y si hubiera alguien alérgico, use otro tentempié según corresponda.

¿Cuántos niños viven hoy en situación de pobreza en EE. UU.? Según la Oficina del Censo de los EE. UU., se estima que alrededor de 16,1 millones de niños vivían por debajo del umbral de la pobreza en 2011; esto representa un 22% de todos los niños o uno de cada cinco en EE. UU. Para ilustrar el número de niños que viven en la pobreza, pida a su grupo que se numeren de 1 a 5. Los individuos numerados del 1 al 4 reciben una tarjeta azul. Los numerados 5 reciben una tarjeta roja. Prepare una mesa en la parte delantera de la sala con cuatro boles que contengan Cheerios, M&Ms, pasas y cacahuetes, y una pila de vasos de papel pequeños.

Invite a las personas con tarjeta azul a venir a la mesa de la comida y permítales tomar un vaso y cargarlo por completo, si así lo desean, con cereales, dulces y pasas. Invite a las personas con tarjeta roja a acercarse a la mesa de la comida, pero dígales que sólo pueden tomar Cheerios y sólo pueden llenar los vasos hasta la mitad. (Puede pedir a los miembros del grupo que prendan o peguen la tarjeta a su ropa para que puedan identificarse con la noción de que los demás sepan que son pobres, como cuando los niños tienen que presentar sus tarjetas de almuerzo gratis en la cafetería, anunciando así su situación de pobreza a sus compañeros.)

Una vez que se ha realizado la distribución, se avisa a los individuos con tarjeta azul que pueden compartir cualquier alimento con las personas que portan tarjetas rojas.

Pida a los miembros del grupo que escriban sus reacciones y reflexiones en un diario y que luego las compartan con la clase. ¿Cómo se siente pertenecer al grupo de “uno de cada cinco” con tarjeta roja? ¿Cómo se sintieron al estar ante la mesa y sólo poder tomar un alimento y en una cantidad menor que la disponible para los demás? Para el grupo de la tarjeta azul, ¿cuál fue su reacción inicial cuando les dijeron que podían compartir su comida con los demás? Para el grupo con tarjeta roja, ¿cómo les hizo sentir que alguien compartiera con ustedes?

Actividad 2: “¿Quién vive en situación de pobreza en EE. UU.?”

¿Qué aspecto tiene concretamente el rostro de la pobreza en EE. UU.? En el caso de los niños más pequeños, las estadísticas y los datos “oficiales” emitidos por el gobierno federal sirven muy poco para ayudarles a comprender cómo afecta el problema de la pobreza a tantas personas en EE. UU. Como actividad inicial para los grados escolares más bajos, comience la actividad con una de las lecturas sugeridas, como Friends from the Other Side / Amigos del otro lado, de Gloria Anzaldua, que cuenta historias personales de familias que viven en situación de pobreza. Luego, usando esas historias como “trampolín” para la discusión, hágales las siguientes preguntas, que tienen el objetivo de separar los hechos de los mitos sobre la pobreza en EE. UU.

P. Hoy en día, ¿quién es pobre en EE. UU?
R. La pobreza afecta a todo tipo de personas en EE. UU. Blancos, afro-americanos, hispanos, nativos americanos y asiáticos-americanos se ven afectados por la pobreza.

P. Las personas pobres, ¿sólo viven en la ciudad?
R. La pobreza se encuentra en todo tipo de comunidades en EE. UU. Los pobres viven en los suburbios, en el campo y también en la ciudad.

P. La pobreza se encuentra en todo tipo de comunidades en EE. UU. Los pobres viven en los suburbios, en el campo y también en la ciudad.P. Los pobres, ¿son pobres porque no trabajan?
R. Muchas personas que viven en situación de pobreza tienen empleo, pero no ganan el suficiente dinero para poder pagar las cosas que necesitan para ellos o su familia, tales como alimentos y ropa.

P. Las personas sin hogar y las personas pobres, ¿son lo mismo?
R. A pesar de que muchas personas pobres no tienen hogar, la mayoría de las personas pobres viven en casas o apartamentos. Pero aunque puedan tener dinero suficiente para pagar el alquiler, les queda poco para comprar otras necesidades.

Actividades adicionales


Los grados escolares superiores (grados 4-5) también deben visitar las secciones “Compartir el mensaje” y “En sus propias palabras” que figuran en la sección de los grados 6-12 del Centro Educativo.

Cómo participar

Pida a su grupo que comparta la actividad del día en su casa, al sentarse a la mesa con su familia. Pídales que hablen sobre quién es pobre en EE. UU. hoy, cuáles son las condiciones que afectan las vidas de los pobres y cómo sus propias familias pueden ayudar a estas personas en situación de pobreza a encontrar una salida. Luego haga que los miembros de los grupos discutan las soluciones propuestas por sus familias. Compare y contraste los diferentes puntos de vista y aproveche las percepciones opuestas para ampliar el debate sobre cómo ven los estadounidenses el problema de la pobreza.

Explique al grupo que, ahora mismo, hay gente en su comunidad que vive en situación de pobreza, que el hambre es un hecho cotidiano para ellos y que los pueden ayudar mediante la organización de una colecta de alimentos en su escuela. Haga que su grupo cree carteles o folletos sobre el problema de la pobreza en su comunidad y que al distribuirlos, pidan a los demás que donen alimentos para ayudar a los necesitados de su comunidad. Póngase en contacto con una organización que luche contra la pobreza en su comunidad para distribuir los alimentos, y después celebren y den a conocer el esfuerzo de su grupo a través de los medios de comunicación locales. Estas colectas en las que participan familias y organizaciones comunitarias contribuyen a reforzar la idea de que distintos grupos pueden trabajar juntos por el bien común.

Para obtener más información sobre cómo colaborar con su comunidad, visite nuestra página Cómo participar, o busque un grupo financiado por la CCHD cerca de usted.

Para obtener más información sobre la lucha contra la pobreza en el mundo, visite Catholics Confront Global Poverty, una iniciativa conjunta de la USCCB y Catholic Relief Services (la agencia oficial de la comunidad católica de los Estados Unidos para ayuda humanitaria internacional).