Reflexión en torno a la Eucaristía

La Eucaristía es “fuente y culmen de toda la vida cristiana” (Lumen gentium, 11). En la liturgia eucarística y la oración ante el Santísimo Sacramento, nos encontramos con la presencia de Dios de manera personal y profunda. Pero la Eucaristía es también social, como nos recuerda el Papa Benedicto XVI en Deus Caritas Est:

“Una Eucaristía que no comporte un ejercicio práctico del amor es fragmentaria en sí misma.”

La Eucaristía, celebrada en comunidad, nos enseña acerca de la dignidad humana, nos llama a mantener una buena relación con Dios, con nosotros mismos y con los demás, nos invita a ser parte de la comunidad y a practicar la solidaridad y nos envía a cumplir la misión de ayudar a transformar nuestras comunidades, nuestros barrios y el mundo. La enseñanza de la Iglesia, que hunde sus raíces en las Escrituras y en la tradición, hace hincapié en la naturaleza tanto personal como social de la Eucaristía. Esta guía pone en relieve los escritos de Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI acerca de la naturaleza social de la Eucaristía. Sus palabras nos desafían y nos mueven a encontrar a Cristo en la Eucaristía de una manera tanto personal como social.

Si desea leer más Reflexiones en torno a la Eucaristía, descargue el PDF completo. Descárguelo aquí.

Si desea obtener recursos adicionales para la oración, visite la página Participar.